Ciencia y Espiritualidad

Meditación de la sonrisa interior


La Sonrisa Interior es una verdadera sonrisa dirigida a todas las partes del cuerpo, incluyendo los órganos, glándulas y músculos, así como el sistema nervioso.

Una auténtica sonrisa transmite energía afectuosa, que tiene el poder de animar y curar. Sólo hay que recordar alguna ocasión en que nos hemos sentido preocupados o enfermos y alguien, quizá un extraño, nos ha dedicado una sonrisa amplia: súbitamente nos hemos sentido mejor.

Leer más: Meditación de la sonrisa interior

 

Deepak explica el significado profundo del yoga


En las dos últimas décadas, el yoga ha pasado de una relativa anonimidad en Occidente a una práctica bien reconocida y ofrecida en miles de estudios, centros comunitarios, hospitales, gimnasios y clubes para la salud.

Aunque el yoga se presenta por lo común como una moda popular para mantenerse en forma, en realidad es el centro de la ciencia védica que se desarrolló en el Valle del Indo hace más de cinco mil años.


La palabra yoga se deriva de la raíz sánscrita yuj, que significa unión con la fuente de la existencia. También se hace referencia a la conciencia de la unidad como el estado de iluminación en el que se experimenta una libertad total de todo condicionamiento y uno deja de estar restringido por las costumbres, las experiencias pasadas o el “karma”, así como por cualquier forma de dogma o ideología. Se trata de un estado de creatividad espontánea, amor, compasión, dicha y ecuanimidad. A estos también se les conoce como cualidades divinas.

Leer más: Deepak explica el significado profundo del yoga

La ciencia detrás de la meditación

No es una coincidencia que la palabra "meditación" y la palabra "medicina" compartan la misma raíz, "med", que significa "atención". Hay ejemplos tempranos del vínculo entre la meditación y la ciencia que se remontan a la época de la antigua Civilización Griega. Esto se puede ver con el Dios Hermes, sosteniendo el caduceo médico; una imagen precisa del canal de energía Shushuma. Este a su vez, está rodeado por dos serpientes helicoidales Ida y Píngala (energías masculinas y femeninas). El mismo esquema también se encuentra en la tradición yogui a través de los siete chakras que están conectados por estos canales de energía en nuestro cuerpo humano. Se hace evidente a medida que se profundiza en el estudio del Yoga, que la misma es una disciplina que trabaja para mejorar y refrescar el sistema nervioso. (Es importante recordar que el corazón del Yoga es la práctica de la meditación).

Leer más: La ciencia detrás de la meditación

4 cosas que puedes hacer para desarrollarte espiritualmente además de meditar

 

La meditación nos ayuda a cultivar la calma desde la cual nace la claridad que nos permite percatarnos más caminos y opciones. Sin embargo, esto no es todo lo que necesitamos para desarrollarnos espiritualmente, también es necesario que reflexionemos con sinceridad para aprender de nuestras experiencias. De tal manera que podamos realizar mejores decisiones basadas en este conocimiento. En el budismo existen tres pilares de la práctica, la meditación es uno de ellos y los otros dos son la ética y la sabiduría. Así que aunque la meditación tenga en si múltiples beneficios es sólo una parte de aquello que debemos cultivar para desplegar nuestro verdadero potencial. Ya que si por ejemplo, meditamos 20 minutos al día, pero el resto del tiempo nos olvidamos de las enseñanzas espirituales, nuestro desarrollo estará incompleto.

Estos son 4 aspectos que podemos desarrollar en nuestra vida además de meditar:

1. Introspección

La habilidad de reflexionar  sobre nuestra conducta, pensamientos, motivaciones, patrones emocionales y actos, no significa que le demos rienda suelta a la crueldad en nuestro crítico interior.  Por el contrario, se trata de reflexionar hábilmente sobre qué es propicio y que no lo es. No se trata de castigarte sino de obtener un entendimiento.

Leer más: 4 cosas que puedes hacer para desarrollarte espiritualmente además de meditar

El arte en la infancia: los niños cultos

Las Bellas Artes, donde se incluyen la escultura, la pintura, la arquitectura, la poesía, la música y actualmente el cine, denominado Séptimo Arte y la fotografía, son canales que los niños pueden explorar para maravillarse. Las muestras artísticas disponibles en Santiago y otras ciudades del país deben representar una oportunidad para que los niños aprecien la belleza de las artes. También, son el escenario ideal para estrechar lazos con los hijos, a través de los cuales, además de distraerse, adquirirán conocimientos específicos y significativos.

 

Hace poco Sofía comenzó a aprender ballet en su jardín infantil. Luego, haciendo zapping con uno de sus hermanos, descubrió un canal de cable en el que todo el día transmiten bailes clásicos y hoy combina perfectamente los espectáculos clásicos con el Discovery Kids.

“Se le abrió un gran mundo; hoy día su realidad es mucho más diversa y completa”, cuenta Alejandra (33), su mamá, quien se siente feliz con este cambio. “Ahora, mientras dibuja o juega a las muñecas, escucha música clásica y sin darse cuenta empieza a bailar o a mover las manos al ritmo de la música. Como si fuera ella la directora de la orquesta”, explica.

Leer más: El arte en la infancia: los niños cultos

Página 1 de 62



ad