Miércoles Sep 20

Desarrollo Personal

10 hábitos de las personas felices, según la ciencia

Queremos ser felices, pero la pregunta es: ¿por dónde empezamos?


Quizá, lo primero que podríamos hacer es acercarnos a la ciencia para conocer qué hace felices a las personas felices. Científicos del proyecto de investigación "Framingham Hear Study" –en el que colabora la Universidad de Boston– decidieron contestar esta cuestión y estudiaron, por más de 20 años, a personas que permanecían por más tiempo felices y esto fue lo primero que descubrieron: la felicidad es contagiosa.

Entonces, el primer hábito que tendrás que fomentar si lo que quieres es ser feliz será juntarte con las personas más felices que conozcas. Una garantía que aumentará la probabilidad de que tú mismo seas feliz en el futuro. Suena bien para empezar, ¿no?

Aquí te dejamos lo que según éste y otros estudios han descubierto del arte de la felicidad.

1. Los más felices sonríen aunque no tengan motivo para hacerlo. Si tienes pensamientos positivos puedes provocar que una sonrisa salga en tu rostro.

Un par de estudios sostienen que basta con intentar ser feliz para fortalecer el bienestar anímico, en especial en los ámbitos que implican emociones positivas.

2. Guardan la tranquilidad en momentos de crisis. De acuerdo con el psicólogo Peter Kramer, la perseverancia y la felicidad es lo opuesto de la depresión, debido a ello, los que saben reponerse de situaciones adversas son mucho más felices que los que a la primera de cambios no pueden resolver un fracaso.

Leer más: 10 hábitos de las personas felices, según la ciencia

 

Meditación de la sonrisa interior


La Sonrisa Interior es una verdadera sonrisa dirigida a todas las partes del cuerpo, incluyendo los órganos, glándulas y músculos, así como el sistema nervioso.

Una auténtica sonrisa transmite energía afectuosa, que tiene el poder de animar y curar. Sólo hay que recordar alguna ocasión en que nos hemos sentido preocupados o enfermos y alguien, quizá un extraño, nos ha dedicado una sonrisa amplia: súbitamente nos hemos sentido mejor.

Leer más: Meditación de la sonrisa interior

La ciencia detrás de la meditación

No es una coincidencia que la palabra "meditación" y la palabra "medicina" compartan la misma raíz, "med", que significa "atención". Hay ejemplos tempranos del vínculo entre la meditación y la ciencia que se remontan a la época de la antigua Civilización Griega. Esto se puede ver con el Dios Hermes, sosteniendo el caduceo médico; una imagen precisa del canal de energía Shushuma. Este a su vez, está rodeado por dos serpientes helicoidales Ida y Píngala (energías masculinas y femeninas). El mismo esquema también se encuentra en la tradición yogui a través de los siete chakras que están conectados por estos canales de energía en nuestro cuerpo humano. Se hace evidente a medida que se profundiza en el estudio del Yoga, que la misma es una disciplina que trabaja para mejorar y refrescar el sistema nervioso. (Es importante recordar que el corazón del Yoga es la práctica de la meditación).

Leer más: La ciencia detrás de la meditación

El arte en la infancia: los niños cultos

Las Bellas Artes, donde se incluyen la escultura, la pintura, la arquitectura, la poesía, la música y actualmente el cine, denominado Séptimo Arte y la fotografía, son canales que los niños pueden explorar para maravillarse. Las muestras artísticas disponibles en Santiago y otras ciudades del país deben representar una oportunidad para que los niños aprecien la belleza de las artes. También, son el escenario ideal para estrechar lazos con los hijos, a través de los cuales, además de distraerse, adquirirán conocimientos específicos y significativos.

 

Hace poco Sofía comenzó a aprender ballet en su jardín infantil. Luego, haciendo zapping con uno de sus hermanos, descubrió un canal de cable en el que todo el día transmiten bailes clásicos y hoy combina perfectamente los espectáculos clásicos con el Discovery Kids.

“Se le abrió un gran mundo; hoy día su realidad es mucho más diversa y completa”, cuenta Alejandra (33), su mamá, quien se siente feliz con este cambio. “Ahora, mientras dibuja o juega a las muñecas, escucha música clásica y sin darse cuenta empieza a bailar o a mover las manos al ritmo de la música. Como si fuera ella la directora de la orquesta”, explica.

Leer más: El arte en la infancia: los niños cultos

El arte de Perdonar y alejar el Rencor

¿Te sientes ofendido o resentido con alguien? ¿No lo quieres ver ni en pintura? Sentirse enfadado o incluso sentir odio no es algo que esté, a decir verdad, mal o bien, las emociones son sólo una forma de reaccionar ante las experiencias que suceden, uno puede elegir a cada momento como reaccionar hacia alguien o algo, y esta elección mucho tiene que ver con la forma en como vemos la vida.

Sin embargo, sentir constantemente odio, ira o estar recordando cosas que te hacen daño y/o causan dolor ocasiona toda una serie de reacciones negativas y tensiones en tu cuerpo que a la larga se pueden acumular ya sea en tus músculos, articulaciones, venas, etc., provocando a la larga una innumerable lista de enfermedades y malestares de todo tipo.

 

En realidad, dejar de sentir rencor y dolor tiene una clave muy clara y concreta: deja de tener expectativas. Alejar o disolver resentimientos de tu corazón es dejar de armar ideales con las personas, no necesitas mucho rezo ni preguntarte cada mañana porque te trata o te trató esa persona de una forma tan desconsiderada, poco amable o amorosa. Deja de esperar de los demás. Deja de idealizarlos. Y entonces veras como empiezas a disfrutar de una forma más libre tu vida.

Leer más: El arte de Perdonar y alejar el Rencor

Página 1 de 62



ad