Neurociencias

4 cosas que puedes hacer para desarrollarte espiritualmente además de meditar

 

La meditación nos ayuda a cultivar la calma desde la cual nace la claridad que nos permite percatarnos más caminos y opciones. Sin embargo, esto no es todo lo que necesitamos para desarrollarnos espiritualmente, también es necesario que reflexionemos con sinceridad para aprender de nuestras experiencias. De tal manera que podamos realizar mejores decisiones basadas en este conocimiento. En el budismo existen tres pilares de la práctica, la meditación es uno de ellos y los otros dos son la ética y la sabiduría. Así que aunque la meditación tenga en si múltiples beneficios es sólo una parte de aquello que debemos cultivar para desplegar nuestro verdadero potencial. Ya que si por ejemplo, meditamos 20 minutos al día, pero el resto del tiempo nos olvidamos de las enseñanzas espirituales, nuestro desarrollo estará incompleto.

Estos son 4 aspectos que podemos desarrollar en nuestra vida además de meditar:

1. Introspección

La habilidad de reflexionar  sobre nuestra conducta, pensamientos, motivaciones, patrones emocionales y actos, no significa que le demos rienda suelta a la crueldad en nuestro crítico interior.  Por el contrario, se trata de reflexionar hábilmente sobre qué es propicio y que no lo es. No se trata de castigarte sino de obtener un entendimiento.

Leer más: 4 cosas que puedes hacer para desarrollarte espiritualmente además de meditar

 

La humanidad en toda su magnificencia (reflexiones sobre Thrive)

Es difícil enfrentarse con una noción distinta de la realidad. Y una tras otra tras otra tras otra, más. Sobre todo porque las propuestas de cambio no son tan distintas de lo que ya se está intentando.

En un mundo ideal los seres humanos estaríamos fluyendo con nuestro impulso de vida, conectados unos con los otros, creando un entorno permanente de belleza. La cadencia de un mar humano al son de una sinfonía perpetua. Todas las grandes creaciones del Universo sucediendo una tras otra en efecto doppler propagándose para siempre ¿No es así como lo hace la naturaleza?

Leer más: La humanidad en toda su magnificencia (reflexiones sobre Thrive)

Es el estado del alma lo que determina la salud

Entrevista a Ghislaine Lanctôt sobre medicina y salud. Primero el Alma se enferma y le sigue el Cuerpo.

Desde que Ghislaine publicó su primera obra en la que pone en tela de juicio el funcionamiento del sistema médico –por ocuparse de la enfermedad, más que de la salud–, muchas conciencias han quedado inquietas. Para avivar estos temas, la autora, que transmite paz y seguridad, nos ha concedido un poco de su tiempo para compartir con los lectores su filosofía de vida.

Leer más: Es el estado del alma lo que determina la salud

El cerebro domesticado

A lo largo de los últimos 20.000 años el cerebro humano se ha reducido aproximadamente en el tamaño de una pelota de tenis. Este es un descubrimiento notable porque durante la mayor parte de nuestra evolución nuestro cerebro se había ido haciendo cada vez más grande. Tampoco asociamos un cerebro que está encogiéndose con los avances en ciencia, tecnología, educación y demás. Nuestro estereotipo es que los científicos sabios tienen grandes cerebros. ¿Por qué iba a empezar a encogerse el cerebro humano de repente, después de haber estado expandiéndose durante la mayor parte de su evolución?

Leer más: El cerebro domesticado

La amigdala NO es el centro cerebral del miedo. Hallazgos y conclusiones

He  estado estudiando la amígdala desde hace más de 30 años. Cuando comencé, la investigación de esta región del cerebro era un campo solitario. El hipocampo era más interesante, y a veces me sentía celoso de la atención que se prestaba debido a su contribución a la memoria. Ahora, es la amígdala la que se encuentra en el candelero.

Esta pequeña nuez neural ha pasado de ser una oscura área cerebral a ser una expresión familiar, casi un sinónimo de “miedo”. Y, para mucha gente, mi nombre-también- es prácticamente un sinónimo de “miedo”. Se entiende que soy quién ha identificado la amígdala como el centro cerebral del “miedo”, Pero, yo no he hecho eso, ni nadie lo ha hecho.

La idea de que el miedo reside en la amígdala es -eso- una idea. No es un hallazgo científico sino una conclusión basada en una interpretación de un hallazgo. ¿Qué hallazgo, qué interpretación, y de donde sale esta interpretación?

Leer más: La amigdala NO es el centro cerebral del miedo. Hallazgos y conclusiones

Página 1 de 20



ad