7 cosas para dejar de lado si quieres disfrutar de tu vida al máximo

La vida es un regalo, que muchas veces apreciamos tarde, pero si prestamos atención a ciertas recomendaciones es posible que podamos tomar la decisión de vivir desde la felicidad más temprano que tarde.

Muchos de nosotros a lo largo de la vida hemos creado hábitos que se traducen en una disminución del disfrute y de la calidad de vida y que sencillamente no nos damos cuenta de que los llevamos consigo. Puede ser hoy el día de que nos percatemos de algo que hemos venido haciendo y sencillamente no nos hace bien.

Ciertamente hay múltiples maneras de dejar de disfrutar la vida, pero en esta oportunidad, queremos resaltar estos 7 puntos, que recomendamos mantener al margen de tu vida:


Deja de pensar que tu felicidad es responsabilidad de alguien más

Solo tú eres el dueño de tu felicidad, de hecho radica en tu interior, solo que parece estar escondida como para que no podamos hallarla. Solo debes pausar tu mente y encontrarte allí, en ese estado en el que todo es perfecto tal y como es y desde allí apreciar la vida con los ojos del corazón.

Que no te interese la vida de los demás si no es para algo más que ayudarle

Cada quien debe vivir su vida sin ser foco de juicios o críticas. Si vamos a mencionar el nombre de alguien más o sencillamente pensarle, que sea para cosas positivas, que aporten y contribuyan a una buena imagen, a un soporte o sencillamente a desearle cosas positivas que nos gustaría ver en su vida.

Deja de intentar controlarlo todo

Mientras más fácilmente aceptemos la vida como es, con sus subidas y bajadas, mientras más tolerantes y empáticos seamos con quienes tenemos alrededor, será más sencillo fluir con cada experiencia, sin llenarnos de frustración, sin esperar un resultado específico, sino abiertos a infinitas posibilidades.

alt

Deja de prestarle atención a lo que otros opinen de ti

No importa si es tu madre o tu esposa, a la persona a la que deben satisfacer tus decisiones, eres tú mismo. Así como no debes inmiscuirte en la vida de los demás, así debes establecer límites para que no saboteen tu vida, comenzando por ti mismo. Habrá quien esté de acuerdo con la manera en la cual haces las cosas, mientras que otros te criticarán, pero qué más da, eso será solo asunto de ellos si así tú lo decides.

No pierdas tiempo en nada que no te guste hacer

Si no te gusta hacer algo, encuentra la manera de no hacerlo, no malgastes tu tiempo ni tus energías en algo que no disfrutas. Ojo si no disfrutas de nada, debes revisar tu motivación antes de hacer cualquier cosa. No te alarmes si es el caso, a veces pasamos por etapas en las cuales no le vemos lado positivo a nada, no queremos nada, pero todo eso es mental, si revisamos a dónde queremos ir o bien comenzamos haciendo las cosas con amor y entusiasmo, veremos como todo comienza a cambiar y las cosas van tomando sentido.

Deja de creer que debes seguir un camino determinado

La sociedad, la crianza, las expectativas de los demás, nos pueden hacer creer que solo existe un camino adecuado para nosotros y quizás esto sea cierto, pero de seguro no coincide con el que creemos que es. El camino adecuado es el que nos enseña, el que disfrutamos y en el que somos felices. Recuerda prestar atención a tu camino, ahí está la vida, no al final de él.

Evita cargar con remordimientos y rencores

El resentimiento y la culpa paralizan, no nos permite avanzar, gastamos tantas energías en revisar un pasado doloroso, que nos perdemos de vivir el presente y trabajar el futuro que nos gustaría. Debemos aprender a perdonar a los que sentimos que nos han lastimado y a nosotros mismos, en especial a nosotros mismos, debemos aceptar nuestros errores y entender que en los momentos en los cuales tomamos algunas decisiones, nuestras capacidades solo daban para ello, pero que de seguro podemos aprender de las experiencias y seguir adelante creando la mejor versión que podamos de nosotros mismos.

Esperamos puedas dejar atrás lo que no te permite avanzar, que le dediques tu tiempo a lo que te hace feliz y aprendas a apreciar lo que realmente tiene valor.

Por: Sara Espejo

Fuente: paradigmaterrestre.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar