Cómo practicar el budismo tibetano

Cómo practicar el budismo tibetano

El budismo tibetano es un tipo de budismo muy completo, el cual comprende una filosofía avanzada y sutil, instrucciones paso a paso para meditar, ejercicios devocionales y meditaciones físicas que son como el tai chi, y muchas cosas más.

Fuente: www.wikihow.com

  1. Lee lo que más puedas los libros del Dalai Lama. Los más importantes son “Enseñanzas esenciales”, “El mundo del budismo tibetano”, “Mente de luz clara”, “El arte de la felicidad”, “Con el corazón abierto”, “Cómo practicar” y “El pasaje a la iluminación”. El Dalai Lama es uno de los practicantes del budismo más diestros, más humildes y más sabios en el mundo, al menos entre los que son ampliamente reconocidos.
  2. Sé paciente. Las enseñanzas filosóficas en el budismo tibetano, especialmente la enseñanza de la imputación realizada por la mente, son muy sutiles y difíciles de entender, y es posible que tomen años, o como mínimo varios meses, de estudio y contemplación antes de que empiecen verdaderamente a tener sentido y puedas aplicarlas a tu experiencia personal en una forma real. Sigue adelante. Sigue estudiando, sigue contemplando lo que has leído y memorizado (memorizar las citas importantes de escrituras budistas que el Dalai Lama cite en sus libros es un paso importante para comprender y grabar las ideas filosóficas del budismo tibetano en tu mente), sigue meditando.
  3. Medita. No importa mucho qué tipo de meditación practiques. Lo que importa es que lo hagas todos los días; mientras más tiempo le dediques en un día, mejor, pero es muy importarte darte cuenta de que si meditas demasiado en un solo día, es muy probable que al siguiente, lo hagas menos (el principio del yin-yang en acción). Así que, lo mejor es dedicar el mismo tiempo de meditación todos los días y aumentar tus tiempos de forma gradual, si lo que quieres es meditar más.
  4. Ten presente que las enseñanzas superiores no servirán de nada si no puedes ni siquiera practicar las enseñanzas más básicas, tales como la ética (evita las diez acciones no-virtuosas). Así que, debes empezar con la ética y dar lo mejor de ti para empezar con las enseñanzas más básicas y dominarlas después, o por lo menos tener una buena base de ellas antes de proseguir con las enseñanzas superiores.
  5. Piensa que el budismo tibetano es como una pirámide. Empieza con los cimientos del Hinayana como una base estable, luego se le agrega al Hinayana la motivación altruista del Mahayana y su práctica de los “seis paramitas”, luego se les agrega al Hinayana y al Mahayana el Vajrayana, el cual es la cúspide del budismo tibetano y la práctica diaria principal de los practicantes serios del budismo tibetano. La manera en que esto funciona se asemeja a la relación de dependencia que existe entre la realización de la impermanencia, sufrimiento y negación del yo (sabiduría) en el budismo Hinayana con el logro de la concentración, el cual en sí mismo depende de la práctica de la moral (cumplir los preceptos).
  6. Tienes que saber que el budismo tibetano comprende las enseñanzas de gente de muchos tipos distintos de disposición: tiene enseñanzas filosóficas avanzadas para aquellos que estén más inclinados a lo intelectual; tiene más enseñanzas meditativas de experiencia mística para aquellos que estén más inclinados al mundo “zen”; tiene prácticas de la energía (en el Vajrayana) para mover el viento (prana, chi,ki) para la salud, la claridad mental y la realización espiritual, esto es como el tai chi o el yoga hindú (para aquellos que deseen una práctica budista enfatizada en la salud del cuerpo físico). El budismo tibetano también lidia con las “gotas” sutiles, así como también con el prana en la práctica del Vajrayana. Esto lo hacer parecido en ciertos aspectos al yoga hindú, el cual también lidia con las gotas (“bindu”). No importa el tipo de persona que seas, es probable que en el budismo tibetano haya enseñanzas perfectas para tu tipo de personalidad u orientación espiritual, física, emocional, mental. A su vez, las distintas deidades (“Budas” y “Bodhisattvas”) son para gente con diferentes tipo de inclinaciones o personalidades espirituales. Para aquellos que son más intelectuales, las enseñanzas de Manjushri son más que adecuadas; para aquellos que no lo sean, pero son muy amables y compasivos, la práctica del Avalokiteshvara sería ideal; para las mujeres, la práctica de la deidad Tara (una deidad mujer) sería ideal; y para aquellos interesados en poderes, Vajrapani (que representa el poder de los budas) puede ser una buena opción como deidad.
  7. Aprende acerca del “Lamrin” y practica primero lo más básico.
  8. Haz un esfuerzo sólido y constante para aprender y generar “bodhicitta” en tu mente y corazón. El bodhicitta es uno de los aspectos más importantes del budismo tibetano (aunque no es un aspecto distinguible, ya que a todos los budistas Mahayana se les define como aquellos que poseen bodhicitta). El budismo tibetano tiene una definición más clara del bodhicitta que otras formas de Mahayana; y, el budismo tibetano también tiene técnicas desarrolladas definidas de manera más clara para generar bodhicitta que otras formas de Mahayana.
  9. Practica el “Tonglen” todos los días para desarrollar compasión y crear karma positivo.
  10. Busca un lama tibetano o un “rinpoche” para que te enseñe más de lo que podrías aprender por tu cuenta, especialmente si anhelas ciertos poderes. Intenta tener enseñanzas de un “Karmapa” o del Dalai Lama.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar