Liderazgo femenino

Liderazgo femenino: un reto para la mujer

Cuando hablamos de liderazgo femenino nos referimos a la capacidad que tiene la mujer para ser líder. Está claro que son muchas las diferencias que nos separan de los hombres, pero estas diferencias son precisamente las que debemos utilizar como puntos fuertes para tomar las riendas y conseguir nuestros más ansiados objetivos tanto laborales como personales.

Fuente : http://www.enfemenino.com

 

 

Una lanza a favor del liderazgo femenino


No es fácil encontrar a mujeres que ostenten un alto cargo en una empresa. Aunque la figura femenina se va imponiendo cada vez más en el mundo laboral, todavía nos preguntamos por qué son tan pocas las mujeres que ocupan un lugar importante en el mundo empresarial. Las mujeres ejecutivas deben enfrentarse cada día a importantes retos laborales ya que son evaluadas no sólo por la gestión de su trabajo sino simplemente por el hecho de ser mujer. Hoy en día, somos más las mujeres trabajadoras que hace diez años. El cambio generacional ha abierto muchas puertas al sexo femenino, en todos los ámbitos, pero todavía queda mucho por hacer.

Cuando hablamos de liderazgo femenino nos referimos a la capacidad que tiene la mujer para ser líder. Está claro que son muchas las diferencias que nos separan de los hombres, pero estas diferencias son precisamente las que debemos utilizar como puntos fuertes para tomar las riendas y conseguir nuestros más ansiados objetivos tanto laborales como personales.

Las mujeres emprendedoras nos facilitan la labor. Cada vez hay más mujeres empresarias y por tanto, más vías económicas de crecimiento para un país. Pero el número de mujeres emprendedoras sigue siendo bajo. Por eso, hay muchos gobiernos que apoyan la incorporación de la mujer en el mundo empresarial mediante subvenciones, lo cual permite nuevas y mejores perspectivas de futuro para lograr conseguir la igualdad de sexos en el trabajo

Las claves del liderazgo femenino    

 Hay estudios que afirman que la capacidad de las mujeres para dirigir y tomar decisiones es innata. Somos capaces de humanizar, comunicar, conciliar y empatizar de forma natural; cualidades imprescindibles para cualquier cargo de responsabilidad. La inteligencia emocional, virtud propia del género femenino, es otra de las claves del liderazgo femenino a las que sumamos:

Las mujeres...

> Tenemos una gran capacidad de motivación.
> Somos capaces de crear una mayor interacción con los empleados.
> Tenemos una gran habilidad para la negociación.
> Siempre se ha dicho que las mujeres tienen una mayor capacidad de comunicación.
> Sabemos identificar el talento de los empleados.
> Somos comprometidas, altruistas y autoexigentes.
> Gestionamos mejor el tiempo por nuestra experiencia en la conciliación de la vida laboral con la familiar.
> Abrimos puertas a otras mujeres en el mundo laboral, ayudándonos así entre nosotras.

Luchar por nuestros derechos en el ámbito laboral debe convertirse en una obligación para todas nosotras. Tenemos mucho que aportar y todo a nuestro favor para seguir progresando hasta que la situación se normalice. Perseguir nuestros sueños y lograr alcanzar nuestros objetivos, en cualquier ámbito de la vida ahora es posible. Sólo tienes que creértelo, confiar en ti y por supuesto, en tu condición de mujer.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



ad